Elogio al Diez

maradona_ole

Diego, yo podría sentirme ofendido porque me acabás de decir que la tengo adentro“.

Juan Carlos Pasman.

Hace unos años, cuando Dios tenía un programa de TV, se vestía de traje y elogiaba a todos sus invitados por el inefable hecho de ser argentinos, yo le había perdido la fe a Maradona. Es que, así como el contador de chistes alcohólico que deja el vino y ya no causa el mismo efecto, Maradona tampoco era el mismo. Ya no impresionaba por su fútbol ni por sus frases grandilocuentes o pegadizas (esas del tipo “la pelota no se mancha” que, nadie me lo saca de la cabeza, responden menos a la espontaneidad del crack que a los laboratorios de marketing). Diego jugaba a ser un conductor más, y jugaba mal.

Ahora, desde la conferencia de prensa tras el partido con Uruguay, se me ocurre que además de la complicada clasificación hay otras cosas para celebrar. Algunas son las mismas que la FIFA, cierta voluntad disciplinaria y el periodismo -que es o intenta ser eso mismo- critican. Otras no.

En principio, se nota que Maradona está donde quiere estar. Que después de mucho tiempo, el tipo hace algo que disfruta. Tampoco lo hace bien, ese es otro tema. Pero el hecho de que esté cómodo nos permite ver a un Maradona auténtico, precisamente la versión que no se dejó ver en ninguna de las emisiones de su programa. Y es algo interesante, no porque uno tenga una afinidad en particular con el personaje, sino porque esta versión permite provocar incidentes significativos. Desde un punto de vista sociológico, si se quiere. Pero más que nada, político. Maradona le dice a los periodistas “que la chupen, que sigan mamando”, y especifica que algunos “la tienen adentro”. Por un lado, en un arrebato sexista le asigna al periodismo ese rol femenino, el componente putita, que quizas por su carácter ecléctico, maquiavélico y de vocación mercantil -o mercenaria- le cuadra tan bien. Y hoy en día, como hace veinte años cuando los corrió de su quinta a los tiros, es el único hombre o institución que puede enfrentarse al periodismo y salir impune. Y eso es un poco de aire fresco. Porque todos los argumentos con que los periodistas intentan desgastar una figura pública, en este -único- caso, son estériles. Ya no importa la libertad de expresión, el respeto a las instituciones, la imagen frente al mundo, porque en definitiva se tiran contra alguien que le dio a la audiencia mucho más de lo que ellos, con tiempo y medios a su disposición, vayan a darle alguna vez.

En el fondo, es como si fuesen dos monstruos simbólicos que se disputan un mismo referente -el pueblo-, una batalla de más de dos décadas con varios capítulos paradigmáticos. En discursos como el del otro día, Maradona se reconoce como vencedor. Porque los periodistas, con todos sus recursos y estrategias, no pueden permitirse esa cuota de irreverencia tan propia de las culturas populares.

Me gusta saber que Maradona no va a pedir perdón ni va a dejar de ser el técnico de la selección. Por más que nos cueste el mundial, no la va a dejar. En el fondo eso no es tan importante. Entonces, este elogio no tiene nada que ver con el fútbol, porque no hay nada en esta selección que se pueda reivindicar. Están los mismos gestos tribuneros, la misma falta de trabajo que en la gestión Basile pero sin el respaldo táctico y con una cuota de prepotencia. Y una mayor carga en factores emocionales que no aportan ni desde lo futbolístico, ni en los resultados ni desde lo comercial.

Como era de prever, el exabrupto ya fue levantado por todos los medios, repasado en toda conversación de oficina, impreso en remeras, y hasta provocó debates productivos en Facebook.

 

pregunta

Falta que algún iluminado haga la cumbia. Pero no creo que falte mucho.

Anuncios

~ por nacho en octubre 16, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s