Chau Fan

Ligeras variaciones de consumo en los últimos días. arrollado_primavera20vegetarianoMe hice fanático de la comida china. Bah, de dos platos: el arrolladito primavera y el chau fan. Los había probado hace unos meses, sin mucho éxito, y sin animarme a la salsa extraña que, a veces, venía con el pedido. Resulta que la clave (ahora entiendo) estaba ahí: hay que mojar la empanadita en la salsa agridulce, y es algo IMPRESIONANTE. Para muchos no será ninguna novedad… pero a mí me cambió (un poco) la vida. Además, la salsa también sirve para tirarle arriba del chau fan. De pollo, claro. Lo otro es una aberración.

soytufanTambién vi por youtube, y en plan de librarse de prejuicios, una miniserie de hace unos años a la que le tenía idea: Soy tu fan. Pensada por Dolores Fonzi, quien además le pone el cuerpo a la actriz principal, sorprendió para bien: Gastón Pauls hace de un personaje similar al de Todos contra Juan, igual de ingenuo y, acaso, más entrañable. Es un fanático de Lerner que no se priva de ninguna frase salamera, que no tiene maldad y asiste a su propia vida con una sonrisa. El resultado es más que aceptable. Me interesó la idea de que se plantee un personaje así de simple, no tan atravesado por angustias ni complejidades en la personalidad, que es un poco la pretensión de todo escritor o guionista. Se dice que escribir simple es muy difícil. Bueno, crear personajes simples parece que también cuesta.

El personaje de Dolores Fonzi, de a ratos, es la contracara: se psicoanaliza, pasa del llanto a la alegría sin razón aparente. Pero también tiene sus momentos donde se congracia con sí misma, y se deja llevar. Así que, en líneas generales, la relación funciona: él, amable y adulador, ella se deja querer y, a la larga, por fuerza de la costumbre, también empieza a interesarse por él.

Pero en el último capítulo pasa algo raro: él le pide de vivir juntos y ella queda descolocada. Al día siguiente le dice de tomarse un tiempo y aparece una leyenda que dice “Chau fan”. Así se cierra, de pronto, esa relación. El personaje de Dolores Fonzi viaja a México y conoce a Gael García Bernal. De Pauls, el personaje simple/intersante, no se sabe más nada. Fin. Nada que ver, como si fuese otra historia y a la vez, obvio, un caprichito de la guionista (la idea era de Dolores, pero los guiones estuvieron a cargo de Constanza Novik).

No entendía nada, hasta que me comentaron de la pelea entre Fonzi y Pauls que impidió continuar la serie en su curso normal: entonces el nuevo final resultó improvisado, era para salir del paso. Pero salieron mal del paso. Una pena, porque venía muy bien.

Para colmo, leo en una entrevista que, para Dolores Fonzi, la idea del programa era hablar del miedo a la soledad, y de cómo eso lleva a una chica a estar con un pibe cursi y tonto antes que nada. Es decir, una comedia en base a esa situación. O sea que la idea, respecto al personaje de Pauls, era burlarse del estereotipo, partir de un preconcepto, de un juicio de valor y a partir de ahí desarrollar la trama. Una mirada bien femenina sobre el tema. Yo no sé si todo el mundo lo habrá entendido así.

Por suerte, desde la lectura siempre se construyen otras historias.

 

Anuncios

~ por nacho en noviembre 30, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s