Distancias

Volver de vacaciones es como recomenzar una relación amorosa. De a poco, uno tiene que retomar los hábitos, redescubrir lo viejo y tratar de encontrarle alguna vuelta de rosca. Al principio cuesta, hasta que uno encuentra el ritmo. Es válida la analogía, ¿no? Me tienen que decir, porque no tengo idea: jamás pude hacer resurgir un noviazgo o algo similar. Tampoco es que lo haya intentado demasiado, pero…

Con el blog habíamos decidido tomarnos un tiempo. Fue así, de un día para el otro, bastó una mirada. No supimos sobrellevar nuestra primera crisis (la audiencia nos soltó un poco la mano, las estadísticas del wordpress empezaron a caer) y nos pareció que lo mejor sería distanciarnos un par de semanas y ver.

Ahora veremos si hay algo más o si cada uno se irá por su lado silbando bajito y si te he visto no me acuerdo.

Algunas otras razones de nuestras diferencias:

  • Empecé el trabajo, 9 hs. por día, un poco cansador.
  • Volví a escribir (pero escribir en serio, con argumentos, personajes y pretensiones de Nobel, de ser el Tolstoi del nuevo milenio, no estas zonceras virtuales y pasatistas).
  • Leo menos y más salteados posts del google reader.
  • No estoy muy al tanto de los temas de agenda que dicta la blogósfera.
  • Limpio la casa.
  • Aprendo sobre el interesante (sin ironía: realmente es interesante) mundo de los peajes.
  • Grabo otra vez (al fin y al cabo, el propósito de melódico era ser un diario de las grabaciones para el disco).
  • Retomo algo de vida social.

En este último sentido:

  • Asistí al reencuentro con compañeros del secundario (me vieron más grandote, no gordo sino grandote… y me llamó un poco la atención; no hubo comentarios sobre la inminente calvicie; recordamos cosas y en líneas generales fue muy agradable).
  • Me encontré con una vieja amiga (nos separan las mismas distancias que nos separaban hace cinco años, y otros cinco años atrás. Y sin embargo en cinco años volveremos a vernos, y otros cinco años después, y así, hasta que alguno se digne a reconocerlo, o hasta que pase algo que, sabemos, no va a pasar).
  • Hice sociales en el Salón Pueyrredón. Voy seguido y nunca hablo con nadie, así que el cambio de actitud fue algo positivo. En el verano de 2009 ya tengo que estar sobre el escenario (previo hacerme punk y aprender a escupir).

Y eso.

Un saludo para todos los que me conocen.

Anuncios

~ por nacho en octubre 29, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s