Calamaro en el Pepsi Music (crónica que no participa en el concurso del NO)

Siempre que voy a un festival como el Pepsi llego temprano, ni bien abren, para ver desde la primera banda. Y voy temprano por la misma razón por la que en un restaurante no puedo dejar un plato sin terminar: ya lo pagué. Pero ayer fui con un amigo y, como tampoco la oferta de bandas era muy interesante, llegamos poco después de las siete, justo para ver el final de Loquillo.

Que, recién llegado de España, resultó ser la revelación (lástima no haber visto ese show entero). Sacó ovaciones y todo. (Busqué videos en youtube pero no pude encontrar ninguno parecido a lo de ayer, así que linkeo a la página).

Después los Decadentes cumplieron. El mejor momento estuvo a cargo de Diego Demarco, con el invencible combo Prima lejana + Besandote + El gran señor. Pero está claro que el que sabe mover a las masas es Cucho, el amigo del Bebe. Tocaron una hora y estuvo muy bien.

Acto seguido empezó Estelares, así que huímos hasta el escenario alternativo donde más tarde arrancaba Rosal, previo paso por el local de patys (la módica suma de $6 por hamburguesa). Lo cierto es que estuve inflando a Rosal un tiempo considerable (mi amigo y sus dos conocidos que encontramos ahi, a los que arrastré hasta el escenario, dudaban de las condiciones), diciendo que si bien era una banda de (y para) chicas, se podía disfrutar tranquilamente, que María Esquiaga tiene tremenda voz, que los temas muy simpáticos, etc. Y todo para que se larguen con el tema del caballito de mar y el otro (infantil, insoportable) del bombón (“tu mamá debe ser pastelera, para hacer bombones como vos”) que me dejaron, junto a mi virilidad, muy mal parados. Aunque no por mucho porque se escucharon los primeros acordes de Calamaro y la poca gente del escenario alternativo corrió extasiada hasta el principal (esto último, debo reconocer, me dio un poco de pena).

Lo de Calamaro lo habrán visto ya en TN. Le puso ganas, fue generoso con sus músicos y con el público, todo muy correcto. Volvió a hablar bien de la droga y mal de los del campo; lo primero me dio verguenzita y lo otro me sacó una sonrisa.

Este martes, oportunidad para ver a Loquillo en Niceto.

Anuncios

~ por nacho en octubre 6, 2008.

Una respuesta to “Calamaro en el Pepsi Music (crónica que no participa en el concurso del NO)”

  1. ¿pero dónde es el festival? ¿no es en España, no? Devolvednos a Calamaro y quedaron con Loquillo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s