Alfio “Coco” Basile. Entrevista exclusiva!

11 am. Los pasillos de Ezeiza reciben el eco, más fuerte que de costumbre (no hay tanta gente como otras veces), de las pisadas de los jugadores de la selección nacional de fútbol. La reacción abúlica, desinteresada, de los pocos simpatizantes acaso se condice con la pálida imagen que, de un tiempo a esta parte, dejan los muchachos en la cancha. Minutos más tarde, por la misma pasarela llega con un andar más pausado, más seguro en su obstinación, el técnico Alfio “Coco” Basile. Me reconoce inmediatamente: hace seis años le hice una nota en el Hipódromo de Palermo (de hecho, tuve que subir esa foto porque hoy olvidé llevar la cámara :S). Caluroso apretón de manos. Qué hacés pibe, me dice.

M: ¡Alfio! ¿Se nos viene la noche?

B: (ríe a carcajadas) Noooo, por favor. Faltó un poco de suerte, nada más.

M: Igual que contra Paraguay, y en ambos casos recibimos goles y no pudimos cerrar el partido, y eso que pusimos todo lo que teníamos, mientras que los rivales, por h o por b, se guardaron jugadores.

B: Tranquilo, tranquilo.

M: ¿Estás al tanto que si perdemos contra Uruguay entramos en zona de repechaje? Como la última vez que dirijiste al equipo en eliminatorias para un mundial.

B: ¡Jajaja! ¡Las cosas que decís!

M: Coco, si no entramos al mundial me mato. Ya tengo planes para Sudáfrica y todo.

B: Está muy bien, siempre hay que tener planes.

M: ¿Y vos qué plan tenés? ¿Cómo pensás trabajar de acá a octubre? ¿Vas a patear el tablero?

B: Yo siempre dije que soy un seleccionador, no un entrenador. No me pidan que trabaje.

M: Pero, ¿cómoooooo?

B: Jajaja.

M: Pero Coco, ¡Coco por favor!

B: Jaja, te parecés al tipo ese que le hizo la entrevista a Pappo, que en paz descanse.

M: Yo creo que no hay nada gracioso en esta situación. Es nuestra segunda peor racha histórica.

B: Lo que queda claro, es que acá el que no llora no mama.

M: ¿?

B: Claro.

M: ¿Por qué lo borraste así a Heinze? ¿No te parece que el hecho de que todos los jugadores hayan ido a abrazarlo en el gol es una forma de recriminarte tu falta de códigos?

B: Jajaja.

M: ¿De qué te reís?

B: Lo que pasa acá… lo que pasa… ¡es que vos sos contra mío! ¡Eso pasa!

M: ¿Qué decís Coco? Si nos conocemos hace tiempo…

B: Sí, esa notita que me hiciste. Me hiciste perder una carrera, eso hiciste. Y encima no la publicaste en ningún lado.

M: Es que la profesora quería historias de vida de gente común… había entendido mal la consigna.

B: Claro, es lo que yo digo.

M: ¿Qué cosa?

B: Claro.

M: ¿Cómo?

B: Chau, pibe.

Anuncios

~ por nacho en septiembre 11, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s