Los Pontaquartos del pop (o elogio a Pablito Ruiz)

Disculpen pero no. No es así.

 

Primero fue Milton, el ex Mambrú, que sacó su disco solista y aprovechó para hablar con ironía y desdén sobre toda aquella maquinaria de la industria del entretenimiento, que lo ultrajó durante un tiempo pero de la cual ahora, por suerte, pudo zafar para dedicarse a lo suyo. Porque Milton en realidad tenía alma jazzera, y por eso ahora se junta con buenos músicos que le hacen arreglos melódicos a sus temas (que a su vez hablan de su pasado de estrella, de la inevitable decadencia y al fin, de cómo renació y se encontró a sí mismo), se junta con Malosetti, tal vez en breve haga un ND Ateneo, y así.

 

Y ayer leí sobre Ainoa Cantalapiedra (sí, como el Luis Brandoni de Mi cuñado), que en España se hizo muy conocida luego de ganar la segunda edición de Operación Triunfo (única participante vasca, que al final se quedó el premio mayor). Ella también se cansó del manoseo, de grabar con Emilio Stefan y que la tengan “para mover el culito”, y ahora hace también la suya, por fuera de la industria: escribe dirige e interpreta sus temas, cuelga su disco en la web (porque es lo que se viene), se pasa dos horas respondiendo mails de sus fans.

 

La verdad que no tengo nada contra esta gente, y ojalá que les vaya bien (no necesitan, por otra parte, de mis mejores deseos… seguramente les irá bien: si ganaron sendas competencias, algún talento tendrán). Lo que molesta son dos actitudes: en primer lugar, la de entregarse de lleno a una idea (convertirse en ídolo pop), vendérsela a la gente, creersela también un poco, luego patear el tablero y decir que en realidad todos se habían equivocado, ellos eran cantautores comprometidos con sus propias voces internas, con sus canciones desde ya irreconciliables con ese sistema viciado. La otra, tal vez la que más indigna, es que desde su nueva postura quieran convencer a todos de que su salida de las discográficas los pone en una situación complicada, porque van a tener que pelear de abajo por un público, un lugar y un reconocimiento.

 

No es así, es obvio que esta gente ya tiene su público, sus contactos, y su éxito casi asegurado. Si uno quiere ser independiente tiene que serlo desde el principio. Es incluso preferible una banda independiente que con el tiempo y los discos “se vendió” a una discográfica (léase… tantas). Pero lo contrario es inaceptable: uno tiene que elegir un camino y, bien o mal, tratar de seguirlo. Porque además, a diferencia de lo que hizo Pontaquarto, denunciar a las compañías como manipuladoras, cínicas y ambiciosas, no sirve de nada, y es en sí una redundancia de una ingenuidad casi infantil. Salvo que la tengan muy clara y sepan mejor que uno a lo que están jugando.

 

Por eso es mucho más genuino lo de Pablito Ruiz. El tipo fue un wonder boy, todos lo querían y lo hacían cantar sus temas, hasta que después de un tiempo razonable todo eso se apagó. Ahora volvió con otras canciones, obviamente algo más maduras, también con versiones tecno de sus viejos temas, pero también está (o estaba, no sé) en Tinelli bailando por un sueño. Y eso es ser fiel a las raíces, a un medio que le dio de comer y al que le encantaría, de a poco, volver a acercarse.

 

 

Bueno, no sé si el post quedará muy resentido… lo hice a conciencia, igual que Cobos cuando dio su voto no a favor (…).

 

Por mi parte, estoy dispuesto a firmar contrato con cualquier cooperativa que me ofrezca algunas seguridades, un par de músicos y algún especialista en grabación (trabajar en casa, en condiciones precarias, tratando de entender las mil y una funcionalidades del Nuendo, a veces resulta muy cansador).

Anuncios

~ por nacho en julio 22, 2008.

2 comentarios to “Los Pontaquartos del pop (o elogio a Pablito Ruiz)”

  1. envidioso

  2. nada que ver, es un comentario lleno de desinterés. apoyo la moción: es más, cuando pablito ruiz saque su disco no lo voy a bajar de internet, lo voy a comprar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s